miércoles, 22 de noviembre de 2017

Leyenda La extraordinaria belleza de la llorona.


La belleza de ella era inigualable, era una mujer que provocaba deseos a los hombres y envidias a las mujeres. Un día cayó en la tentación, y su marido al enterarse planeó el sorprenderla con su amante. Ella, termino con la vida de su esposo y de su amante, huyendo para dedicarse a la vida galante.

Tiempo después, tuvo gemelos y como estos le estorbaban los ahogó en el río, arrepintiéndose enseguida y pidiendo ayuda, se volvió loca al ver que solo ella era rescatada. En Meoqui, después de las 12 de la noche se aparece una mujer, a veces no solo como fantasma sino como una mujer normal de belleza sin igual. No es normal que una dama camine sola a esas horas apresurando el paso al ser saludada por los caballeros. Esa bonita mujer, se llamaba Catalina y de día visitaba a las amistades que ignoraban que fuera la llorona.


En un baile al que asistió Catalina, bella pero llena de melancolía, se retiró antes de las doce y mientras los músicos cenaban, se oyó el grito estremecedor de la llorona, y una de las damas meoquenses, en tono de broma insinuó que Catalina era la llorona. Después un foráneo impactado por la belleza de Catalina, al final del baile le ofreció llevarla a casa, ella acepto y antes de las 12, ella rauda y veloz bajo del carro, y desapareció al doblar la esquina, oyéndose después el lamento de la llorona, el joven trato de encontrar a Catalina sin encontrar la huella de ella. De cuando en cuando se le ve en el vado, pero solo el destino sabe si algún día será de nuevo feliz o seguirá lamentándose.

FUENTE: http://www.paratodomexico.com

martes, 21 de noviembre de 2017

Leyenda La Cueva del Toro.


Llegada la noche y pasadas las campanadas de la iglesia de San Roman, no había ser humano que se atreviese a pasar por este lugar a menos que fuese por una fuerte necesidad.

La leyenda cuenta que al dar las doce de la noche se escuchaba la respiración de la bestia que feroz salía hacia los baluartes, retando a los que la custodiaban, quienes aterrados con esta terrible visión disparaban sin provocarle daño alguno y por el contrario provocaban que remetiera más fuerte contra la muralla para después continuar su camino hacia la ciudad y regresar antes del amanecer a su cueva.

En su recorrido por la ciudad, al momento de llegar a un cruce de calles en lo que es su centro en forma de cruz, el toro bramaba rascando la tierra para convertirse en un caballero. El cual entraba en casa de alguna bella dama, a la que con hechizo citaba al otro día a las doce de la noche a la entrada de su cueva.


Al amanecer las bellas se sentían soñadas por haber estado, según ellas, con su príncipe azul. Llegando la noche de ese día la bella dama, a la cual se le había aparecido la bestia, se preparaba para ir al lugar acordado para su cita. Al llegar a la cueva, la bestia en forma de caballero, la esperaba y abrazándola la metía en lo profundo de la oscuridad, perdiéndose sin poder regresar jamás.

La leyenda dice que un buen día los ciudadanos se pusieron de acuerdo para ahogarlo, haciendo que la corriente de agua de las lluvias fluyeran hacia la cueva. Lo cual resultó inútil porque a los pocos días apareció nuevamente con su siguiente víctima, al verlo los valientes campechanos que velaban en el lugar, protegidos con cruces y talismanes lo atacaron con sus armas sin hacerle daño. El toro tomó un cuchillo con el que le saco el corazón a su víctima y luego de hacerlo se convirtió en un frondoso árbol de mamey. El cual existe hasta hoy en la entrada de la Cueva del Toro en el Barrio de San Román. Se asegura que todavía se siente el rugir de aquel toro.

FUENTE: http://www.paratodomexico.com

lunes, 20 de noviembre de 2017

Leyenda La Calle de la Cruz Verde.


En la esquina de Regina y Correo Mayor, en el Centro Histórico, hay una casona que en su vértice tiene una inmensa cruz tallada sobre la piedra del muro, dispuesta de tal manera que su base forma la esquina y sus brazos, uno dobla para la calle Regina antes conocida como Cruz Verde y el otro para la calle Correo Mayor, antes denominada de los Migueles. Cuenta la leyenda que esta cruz dio origen al nombre de la calle y que permanece como símbolo imperecedero del entusiasmo provocado por un amor correspondido.

En el año de 1566 arribó a México, Don Álvaro de Villadiego y Manrique, hombre joven y refinado, quien venía como miembro de la comitiva que acompañaba al recién nombrado Virrey, Don Gastón de Peralta. Fastuosa fue la entrada en medio de la algarabía que la presentación del excelentísimo provocaba y por su elegancia, en medio de la pompa, Don Álvaro resaltaba.

Por dos años gobernó el virrey y fue sustituido por los licenciados Muñoz y Carrillo, visitadores de México, quienes abusando de su poder cometieron horrores y emitieron arbitrarias ordenanzas.


El pueblo abatido, se hizo presa del júbilo al conocer la misiva que llegaba desde España anunciando el relevo de tan repudiados sustitutos. Don Alonso, partidario del ex virrey, no quiso disimular su alegría y salió a participar de las manifestaciones de alborozo, que en medio de las calles la muchedumbre realizaba.

Pocas cuadras caminó en medio del alboroto, cuando atónito quedó al observar, asomada en un balcón, a una bella damisela por quien de inmediato su corazón se aceleró. Se trataba de doña María de Aldarafuente y Segura, hija de un modesto empleado de la Real Hacienda.

Nada fácil le quedó a Don Álvaro, conquistar el corazón de tan bella doncella, primero por la aparente indiferencia de la dama y segundo por la celosa custodia de sus padres que en ningún instante la dejaban sola.


Pasado un buen tiempo y cuando la esperanza se desvanecía, un fortuito descuido de la diligente mamá, ocasionado por un breve quebrantamiento de salud, le presentó la oportunidad a Don Álvaro para poner en manos de su amada, una carta en la que su amor le revelaba y sus intenciones de boda le planteaba. En ella además le pedía que si no le podía dar respuesta por escrito, su decisión le revelara colgando del balcón una cruz blanca como señal de su negativa o al contrario una cruz verde, si a su amor y a sus intenciones ella correspondía.

Eterna fue la espera hasta que por fin un buen día, una cruz verde colgada del balcón, le concedía a Don Álvaro la felicidad tan anhelada. Con el consentimiento de su amada como argumento y con ayuda de un sacerdote amigo, en poco tiempo, logró vencer la oposición inicial que la familia de la novia presentaba.

Finalmente para su dicha, a los quince días, frente al altar de la iglesia, los nuevos esposos se juraron amor eterno. Don Álvaro lleno de gratitud, quiso conmemorar la señal que significó la retribución a su amor, por lo que ordenó instalar en el vértice de la casa de Doña María una cruz verde de piedra que diera desde el suelo hasta el nivel del balcón.

FUENTE: http://www.paratodomexico.com

viernes, 17 de noviembre de 2017

Leyenda La Maldición de Cabo San Lucas.


Cuenta la leyenda que cuando Cabo San Lucas era un lugar poco poblado llegó un barco con enfermos de fiebre amarilla que días antes había estado en La Paz, donde les negaron la entrada a puerto. Este barco llego al muelle de cabo San Lucas y los presentes al percatarse de la palidez de las personas que estaban en proa, les negaron la entrada.

Era uno de esos días calurosos y desde el interior del barco salió una mujer de edad avanzada que con su andar mostraba lo enferma que estaba. En brazos traía a un niño y lo único que pidió la anciana y los tripulantes de este barco a los presentes que se encontraban en el muelle, fue un poco de agua y de alimento. Estos no solo les negaron los víveres, sino que además el agua y la comida la lanzaron al mar y después soltaron unas carcajadas de burla.


Se dice que esto provocó la ira de los tripulantes de este barco que eran húngaros y además videntes. La mujer maldijo a todas las generaciones de quienes estaban presentes en el muelle, quienes morirían de forma atroz e incluso maldijo al puerto de Cabo San Lucas diciendo que un día desaparecería cuando el mar se viniera encima de ellos cobrando lo negado y lo robado. Seguido de esto el barco se fue.

Narran que el señor Thomas Ritchie, en esos momento llegó y al ver que el barco se iba pregunto qué sucedía. Al conocer este hecho envió a dos personas de su confianza para que trajeran el barco de regreso ya que él les podía brindar lo que necesitaban. Sin embargo cuando el bote se acercó al barco ellos se negaron a regresar, insistiendo en la maldición que recaería sobre ellos.

Aunque esto aparece en las notas y bitácoras de algunas familias que posteriormente llegaron a vivir a Todos Santos y a La Paz, no se sabe a ciencia cierta si en verdad ocurrirá. Sin embargo los presagios de un final catastrófico se han hecho presentes por años.

FUENTE: http://www.paratodomexico.com

jueves, 16 de noviembre de 2017

Leyenda La Faraona de Agua Caliente.


El casino y los bungalows de Agua Caliente eran un lugar impresionante, lleno de árboles y pájaros exóticos que traían de otros países, para resaltar la belleza de este lugar. En el teatro, se traían a los artistas más prestigiosos y famosos de la época, entre ellos se encontraba La Faraona, una bailarina cautivadora.

La Faraona había sido contratada para trabajar en el Casino por unas pocas fechas, sin embargo, su éxito fue tal, que extendieron su contrato por un tiempo muy largo. Al terminar cada presentación, la bailarina se encontraba en el casino, con un caballero inglés, del cual estaba enamorada. Sin embargo, él no estaba interesado en ella, sólo en su belleza y en la suerte que ésta tenía en el juego. Se decía que La Faraona traía un hermoso brazalete de esmeralda que como talismán, le permitía ganar suntuosas sumas de dinero.


La Faroana entregaba todas sus ganancias al caballero inglés, ya que éste era descendiente de un Lord, y le prometía un título de nobleza para después ambos irse a vivir a Inglaterra. Mucho tiempo duró este romance, el cual todos en el lugar conocían, ella cada vez más enamorada, y él cada vez más rico. Un mañana, muy temprano, el caballero inglés salió despavorido del bungalow en el que vivía con La Faraona. Gritaba desesperadamente pidiendo auxilio, decía que habían intentado envenenarlos, que la bailarina había muerto, y que el sentía que le pasaría lo mismo.

Dicen que la noche anterior a este atroz crimen, un velador del Casino vio a través de la ventana del bungalow de la pareja, mientras que hacía su trabajo. El velador pudo ver cómo los dos contaban sobre la mesa el dinero que habían ganado, muchas monedas de oro que después guardaron en un baúl que cerraron con llave, la cual guardaron en el ropero. El inglés después de guardar la llave, se bebió su copa de vino y se acostó. El velador cuenta, que junto a las copas de vino, había también un revólver. Vio como la bailarina entraba a otra habitación, para salir vestida con una bata blanca bordada de perlas. Después, sigilosamente se acercó a su enamorado y con delicadeza, metió la mano bajo la almohada donde él dormía para sacar la llave del ropero. Abrió el ropero y sacó el baúl. Guardó el revólver en su bata y salió del bungalow arrastrándolo.


Era una noche lluviosa, pero no le importó a la bailarina, tampoco le importó el peso de baúl, ella se perdió en el jardín, entre los árboles. El velador no quiso seguirla por temor a que ésta le disparada, sin embargo, intrigado por lo que ocurría, se quedó a esperar si ella regresaba. Una hora después, La faraona regresó a toda prisa, y al cerrar la puerta despertó al inglés, que de inmediato se percató de que ya no estaba la llave bajo su almohada, y que el ropero estaba abierto. También se dio cuenta de que el baúl ya no estaba, buscó el revólver y al no encontrarlo, se abalanzó contra su pareja con la intención de ahorcarla, el velador no pudo intervenir. El inglés arrojó a la bailarina a la cama, mientras que esta reía histéricamente, después con cierta angustia, y de la nada comenzó a llorar con rabia y desesperación, pues se dio cuenta de que él no la amaba, sólo estaba con ella por interés. Después de un rato ambos se tranquilizaron.

Comenzaron a discutir, después ella sirvió dos copas de vino, y sin que este viera, sacó un pequeño frasco de entre sus pechos y vació su contenido en ambas copas. Se acercó al oído de su pareja, le susurró algo y le entregó la copa, los dos bebieron al mismo tiempo, el veneno hizo efecto inmediatamente. Ella cayó al piso. El hombre salió a pedir auxilio. Pudieron salvarlo, y después de este suceso, el inglés abandonó la ciudad para nunca más volver.

No se sabe lo que pasó con el cuerpo de La Faraona. Muchos aseguran que las noches lluviosas, se puede ver a la bella bailarina paseando por lo que fueron los jardines, protegiendo su tesoro. Dicen que ella posee una belleza resplandeciente, que sus pies descalzos parecen besar el césped. Que danza al caminar, con su bata blanca bordada de perlas.

FUENTE: http://www.paratodomexico.com

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Leyenda de la Laguna de Santa Maria del Oro.


Cuenta la leyenda que, hace muchos años, en el estado de Nayarit había una vez una ciudad llamada Michiztlán donde vivían el rey con su esposa e hija, una hermosa joven llamada Tepozilama, a quien el rey cuidaba con extrema atención.

, Tepozilama salió a pasear en compañía de sus damas, cuando de pronto, vieron un venado herido de muerte. Al acercarse para auxiliarlo, la voz de un joven y apuesto guerrero las detuvo, a lo que Tepolizama contestó: ¿Quién eres y que haces aquí? El joven guerrero contestó: Soy Pintontli.
Los dos jóvenes se enamoraron sabiendo que había problemas entre la ciudad de Tepozilama y la de Pintontli, pero su amor fue tan grande que poco les importó.


Tiempo después, durante las festividades de la ciudad de Michiztlan, Tepozilama se ausentó para verse con Pintontli. El padre de la joven, al darse cuenta de su ausencia, interrogó a sus damas de compañía para que le indicaran el lugar donde se encontraba la princesa. El rey, con su guardia personal, fue en busca de Tepozilama al lugar donde le habían indicado las damas, un rincón escondido entre las ciudades en guerra. Ahí fue donde encontró a Tepozilama, en compañía de Pintontli.

Ella al acercarse frente a su padre dijo: "Padre mío, yo se que mi pecado es muy grande pero estoy enamorada y pido que me desposes con él", a lo que el rey contestó: "Jamás mi hija estará enamorada de mis peores enemigos. Llévensela, amárrenla y no le den de comer". Lo mismo, hicieron con Pintontli.

Así, Tepozilama y Pintontli atados, tan cerca pero tan lejos,lloraron por días y noches su desgracia, hasta que sus lágrimas formaron la enorme y hermosa laguna que hoy en día se conoce como la Laguna de Santa María del Oro, en Nayarit, México.

FUENTE: http://www.paratodomexico.com

martes, 14 de noviembre de 2017

Leyenda El Ánima de la Anacahuita.


En el camino que va de Icamole a El Milagro, es donde sucedió, en 1915, el enfrentamiento revolucionario entre villistas y carrancistas. La leyenda surge porque en ese hecho hubo mucha mortandad.

Entre las víctimas, queda un soldado insepulto de nombre Roberto Cisneros Jaramillo, a la vera del Camino Real. Como en aquel entonces se movilizaba un ferrocarril, resulta que un carretero que se desplazaba a los demás ranchos en su carreta, se atasca con su medio de transporte en el cruce ferroviario. Él, entonces, se encomienda al ánima para que le ayude a sacar la carreta con sus animales antes de que llegue el tren y promete dar sepultura a los cadáveres de los soldados que habían quedado a flor de tierra.


Así comienza la leyenda del ánima de la anacahuita, que siempre estaba florida aunque el verano fuera seco. El carretero hizo la tumba de piedra del soldado que había quedado insepulto. Pasa el tiempo, 20, 30, 40 años y a la tumba se le hace un altar rudimentario. Actualmente el árbol ya no existe, pero si la capilla en donde se venera a aquel soldado

FUENTE: http://www.paratodomexico.com

lunes, 13 de noviembre de 2017

Leyenda El padre de las hostias.


Por: Prof. Héctor Pascual Gómez Soto

Se cuenta que allá por el 1900 cuando apenas se festejaban los novenarios a la virgen de Guadalupe en la nueva capilla del santuario, los habitantes de El Tuitan tenían el compromiso de ir por el padre para que muy temprano oficiara la primera misa que empezaba a las 6:00 de la mañana, el padre muy diligente desde las cuatro estaba listo para partir hacia el santuario por el camino de la m, se llegaron las cuatro y media y las remudas ni llegaban, a las cinco de la mañana de un frio 12 de diciembre el sacerdote emprendió la marcha hacia la cumbre, para esto se colocó sus hábitos, y se alisto con el copón donde llevaba las hostias sagradas que daría en comunión a los habitantes de El Tuitan, Palmillos, Ojo de agua del Sabino etc.

A llegar al camino del santuario en donde empezaba la subida de la m. Le dieron el primer llamado, avanzó rápidamente por el camino, aluzándose con una lámpara, llego al tramo más largo, en donde nuevamente escucho la segunda llamada, esto hizo que acelerada el paso, que se le dificultaba por traer ya puesta su sotana, determino subir el último tramo por unos caminos que la gente llama travesía, que son para ahorrarse tanta vuelta, aunque la última travesía es la más empinada y difícil de subir, aligero el paso y con una de esas raíces que se encuentran por el piso tropezó, soltando de sus manos el copón con todo y hostias, estas fueron a dar al polvo del camino, asustado el sacerdote recogió como pudo las hostias que alcanzo a ver, llego apurado casi terminando de dar la última campanada.


Pasado el tiempo el sacerdote en mención, se cambió a otro lugar, llego a viejo y murió, al llegar al cielo, lo esperaba san pedro, que le comento que él tenía una deuda pendiente en la tierra, el sacerdote con toda humildad replico que el había sido un buen sacerdote y que nunca había faltado a su juramento, insistió san pedro y le recordó que se acordara de Jalpa. Recordando así el sacerdote sobre su accidente rumbo al santuario, de penitencia se le dijo al padre que fuera día con día a buscar las hostias sagradas por el camino y ya que las encontrara entonces el cielo seria su hogar.

Desde esa vez el sacerdote anda penando, bajando y subiendo al santuario con su linterna buscando las dichosas hostias, ya que es un sacrilegio tirar hostias sagradas, desde ese tiempo la gente de Jalpa ve por la noche una lucecita que sube y baja. Seguro es el sacerdote buscando las hostias sagradas. Dicen que hay una solución para salvar el alma del sacerdote: que vayamos a eso de la 12 de la noche, a buscar las dichosas hostias y así pagara su pena. Si te decides ir te esperamos para ir a buscarlas.


FUENTE: http://www.paratodomexico.com

viernes, 10 de noviembre de 2017

Leyenda La Novia de Culiacán.


Por: Dulce María García Colín

Esta leyenda se refiere a Lupita, la novia de Culiacán. Cuentan que Lupita era una señorita de los años 50s, hermosa y llena de ilusiones, quien tenía un apuesto novio de nombre Jesús. Después de un tiempo de noviazgo Jesús le propuso matrimonio a Lupita y ella gustosa aceptó. Entusiasmados le comunicaron la noticia a familiares y amigos, entre los cuales estaba Ernesto, amigo de Lupita desde la infancia.

Jesús le pidió a Ernesto que fuera su padrino de honor en el matrimonio, a lo cual el acepta con un gran dolor porque él estaba enamorado de Lupita desde niño. El día de la boda llegó, Lupita lucia radiante, llena de felicidad y ansiosa ante la llegada de su amor. Todos esperaban en la puerta de la iglesia a donde llegó Jesús listo para desposar a Lupita y ya cuando estaban ingresando al templo, de repente, Ernesto sacó una pistola que llevaba oculta en su traje y le dio un disparo en la cabeza a Jesús asesinándolo, luego él mismo se disparó propinando su muerte. Lupita ante este suceso se postró sobre el cuerpo de su amado llorando incesantemente.


Pasado un tiempo Lupita regreso a la iglesia vestida de novia pero ya fuera de sí, platicando en sus jardines con su prometido imaginario. La gente que pasaba la podía observar en situaciones amorosas, diciendo cosas lindas pero sin nadie al lado de ella. Es así como pasan más de 30 años con Lupita rondando por el centro de Culiacán vestida de novia, hasta el día de su muerte. Lupita vivió siempre enamorada de Jesús.

FUENTE: http://www.paratodomexico.com

jueves, 9 de noviembre de 2017

Leyenda La cueva de la Tigra.


En el Cerro de la Mesa existe una cueva llamada De la tigra, que lleva este nombre porque hace muchos años fue cubil de una fiera que atacaba al ganado de los rancheros.

Fue por eso que le pusieron ese nombre. También se dice que en esta cueva existe un tesoro encantado. Dicen que es un enorme montón de monedas de oro que permanece en espera de un valiente que se decida a entrar a lo más profundo de la cueva y desencantar el hechizo que las protege. Se sabe qué hace un tiempo entró a la cueva un hombre poseído por el interés de sacar el dinero. Con grandes esfuerzos logro arrastrase por el túnel de unos cincuenta metros de largo para llegar a una espaciosa bóveda ubicada en la profundidad de la gruta.


Luego de descender por unas escalinatas, descolgándose por las húmedas rocas como un chango, este hombre cuenta que había resto de escaleras muy antiguas que llevaban hacia el terreno parejo donde se observaba un enorme montón de monedas relucientes. Eran auténticas monedas de oro. Con la respiración agitada empezó a llenar los dos costales que para tal efecto llevaba. Una vez que los llenó pensó en sacar de uno en uno; atareado estaba en subir el primer costal repleto de monedas cuando de repente de una pared escucho la voz de una mujer que le decía "Para poder llevarte el dinero, primero deberás tomarte una copa conmigo en esta mesa"

Dejando el costal en el suelo escudriño el lugar de donde provenía la voz descubriendo a la mujer sentada en una pequeña mesa redonda en la que se encontraba una botella de vino y dos copas y una silla vacía. El hombre que era muy valiente se fue acercando a la mesa descubriendo que la mujer era muy hermosa, su cabellera le llegaba hasta los pies, era como una cascada, su rostro era de una belleza sin igual. Ella se encontraba sentada con las piernas cruzadas y un cigarrillo en la boca, su vestido de color negro contrastaba con la blancura de su piel.

El hombre le dijo "Acepto tomar el trago contigo a cambio del dinero, empieza a llenar las copas" La mujer tomo la botella mirando fijamente al valiente, mientras una sonrisa se le dibujaba en los labios. El hombre tomo la copa en sus manos, al igual que la dama, ella se llevó la copa a los labios sin quitarle la mirada de encima, el hombre estaba por hacer lo mismo cuando empezó a ver que los blancos y hermosos pies de la mujer ¡se transformaban en patas de cabra y los ojos se le ponían como brasas¡ el agradable rostro se le había transformado en el de un ser diabólico parecido a un murciélago que le miraba y se carcajeaba.


Con un nudo en la garganta, las quijadas trabadas y haciendo un esfuerzo logró decir "¡Dios mío, ayúdame¡" En ese momento pudo arrojar la copa sobre la mujer la que desapareció por una cueva ubicada en las paredes de la caverna. El montón de monedas desapareció tras una explosión que llenó la estancia de humo pestilente. De los costales ni se acordó, salió como un rayo y fue a parar hasta su casa. Estuvo enfermo por más de un mes donde al final pudo hablar y contar lo que le había pasado en la cueva de la Tigra.

FUENTE: http://www.paratodomexico.com

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Leyenda Hacienda del Soyatal


Situada a 20 kilómetros al oriente de la ciudad de Aguascalientes, se puede llegar a este panorámico lugar por una carretera estatal, rumbo a la comunidad de Noria Ojo caliente, y después de atravesar varios pequeños poblados y una planicie llana, vislumbrados una iglesia que se levanta majestuosa en una comunidad denominada el Colorado.

La hacienda del Soyatal tuvo su época de esplendor durante el siglo XIX y principios del presente, siendo la producción de granos básicos su principal actividad económica, y en menor medida la ganadería. Se componía de casi 7,000 mil hectáreas, en donde vivían cerca de 600 habitantes hacia finales del siglo pasado.

Lo más atractivo del lugar es el templo y la Casa Grande, ambos obra del Arquitecto práctico Refugio Reyes. EL casco fue en los albores del siglo XX uno de los más hermosos del Estado, belleza que podemos atestiguar a pesar del avanzado estado de deterioro en que actualmente se encuentra. La Casa Grande de esta hacienda porfiriana, luce una fachada sobria, y contrasta con el buen gusto en los decorados y en los detalles arquitectónicos de los interiores, supervivencias de su pasado esplendor. En particular llama la atención del visitante la decoración pictórica de los muros de las habitaciones en la parte superior, que muestran el gusto de la época.


Se componía de 19 habitaciones, todas con decorados en sus muros, conservándose algunos de ellos casi en su totalidad; una enorme cocina, un comedor con amplios ventanales y dos patios. Los pasillos reflejan una influencia europea en los arcos y en algunos detalles se aprecian ciertos elementos de la arquitectura árabe, austeros y al mismo tiempo bellos, que evidencian la gran calidad de esta construcción rural porfiriana del siglo XIX.

El último dueño que residió por lo menos temporalmente en la hacienda fue Don Carlos Arellano Valle quien a causa de desavenencias con los habitantes del lugar y a raíz de la afectación agraria dejó prácticamente abandonado el lugar hacia 1939 y desde entonces a la fecha la finca se ha ido deteriorando inexorablemente. Hace no muchos años sus instalaciones fueron aprovechadas como escuela rural elemental para los jóvenes del ejido y lugares cercanos, lo que aceleraron su destrucción.

La finca ha sido presa de ignorantes e inconscientes busca-tesoros que han lastimado y destruido considerables partes de sus paredes y pisos.


El templo de la Santa Cruz de Soyatal fue construido por orden del hacendado Luis Valadéz, a finales del siglo pasado (1897), cuyos restos descansan desde 1909 en una parte del recinto sagrado.
En el altar principal se encuentra una hermosa imagen del sagrado Corazón de Jesús, motivo por el cual las fiestas del lugar se celebran en el mes de junio.

La arquitectura del recinto es una verdadera obra de arte, de una gran delicadeza, y a pesar de que se encuentra en estado de fuerte deterioro conserva su enorme belleza.

El púlpito, artísticamente labrado en madera, es otro elemento propio de los templos de fines del siglo pasado. El escalón que separa la nave del presbiterio, así como de los brazos laterales, está protegido por un barandal de hierro fundido. El baldaquino o ciprés se cubre con un cupulín bulboso de tipo bizantino. Las bóvedas son de crucería, esférica la del ábside curvo donde está el presbiterio. Dos pilastrones del orden dórico con entablamento, cuya cornisa circunda el templo, forma el arco triunfal. El decorado interior de las cúpulas es por demás hermoso y el tiempo no ha hecho grandes estragos.


Los altos ventanales dejan pasar el sol como una parte del púlpito. Actualmente los feligreses guardan con gran celo los objetos del interior del templo, ya que en el pasado han sido extraídas del mismo algunas piezas sacras de incalculable valor. El material del que esta construido el templo es de piedra de matacán.

Este templo porfiriano, sólidamente construido y magistralmente ejecutado, guarda en sus interiores y exteriores una concepción notable y original del espacio, además de que el arquitecto tuvo la oportunidad de hacer gala de su imaginación creadora. En el exterior, las bóvedas esféricas son iluminadas por unas linternillas compuestas por vanos alargados separados por sui generis apoyos.
La vertical fachada, de peculiar y sobrio estilo, nos informa un gran y profundo arco.

Comentan los lugareños del ejido que hace algunos años cayeron un par de rayos sobre el campanario de la iglesia, derribando una parte de la construcción en el remate así como una cruz de Hierro, razón por la cual existe cierto temor entre los habitantes para asistir al culto. Se Puede subir a la azotea por una escalera de caracol situada en la parte izquierda del templo, desde donde se puede admirar una esplendorosa vista panorámica hacia los alrededores

FUENTE: http://www.paratodomexico.com

martes, 7 de noviembre de 2017

Leyenda La Mujer del Candil


Cuenta la leyenda que todo esto ocurrió en la costa grande de Guerrero. A principios del siglo pasado una mujer que había juntado sus monedas de oro para ir a visitar al Papa al vaticano, decidió que ya era momento de emprender el viaje.

Como en el lugar donde ella vivía no había ningún tipo de transporte, tenía que caminar por toda la orilla de la playa hasta llegar a Acapulco que estaba a día y medio de camino. Ella le contó a todo el pueblo que ya había llegado el día de irse y salió a las cuatro de la mañana. Era una noche sin luna así que solo se guiaba con la espuma del mar y un candil de petróleo.


Ya llevaba una hora de camino cuando unos hombres la atacaron, la asesinaron y le robaron sus monedas. Es así que ahora en las noches donde no hay luna, se ve la luz de un candil por la orilla de la playa de la costa grande entre Carrizal y Mitla; es la mujer del candil que anda penando. Así que cuando anden por esa zona procuren no caminar por la playa en una noche sin luna.

FUENTE: http://www.paratodomexico.com

lunes, 6 de noviembre de 2017

LA MUÑECA DE BRUJERÍA LOCALIZADA EN EL PALACIO DE CORTÉS DE CUERNAVACA


Esta muñeca hecha de madera yacía incrustada en la pared de una chimenea junto con un mechón de cabello. Se cree que fue colocada durante la estancia de la esposa de Hernán Cortés.

Durante los trabajos de excavación y exploración del Palacio de Cortés de Cuernavaca, Morelos, realizados en la década del 70, los arqueólogos encontraron los restos de una muñeca de madera con la cabeza atravesada por un alfiler. 

Junto a ella también fue localizado un mechón de cabello humano que el paso del tiempo no ha podido pulverizar. Aunque el vestido de la muñeca no corrió con la misma suerte ya que prácticamente ha dejado de existir. ¿Quién colocó ahí estos artilugios de hechicería y con qué objetivo lo hizo?

La responsable de esto podría ser doña Juana Ramírez de Arellano y Zúñiga, hija del conde de Aguilar y esposa de Hernán Cortés. Ella habitó en esta casa palaciega a partir de 1531.


Mientras vivió ahí mandó a modificar, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Antropoligía e Historia (INAH),  la capilla del padre Melgarejo para convertirla en un comedor y cocina con chimenea, probablemente fue también ella quien colocó el mechón y la muñeca en la pared, ambos artículos relacionados con la hechicería.

En la Edad Media las chimeneas eran consideradas el corazón de una casa y a la vez una puerta mágica para que las brujas salgan y entren, por lo que colocar objetos de brujería en ellas era una práctica algo común.

Un texto de investigación del doctor del INAH, Jorge Angulo Villaseñor, relata que muñecas encontradas en el Palacio de Cortés eran usadas para atraer al ser amado realizando un amarre o para  perjudicar a alguien.


“En ambos casos se requiere además de la muñeca, elementos propios de la persona como cabello, uñas o telas robadas, ya sea pañuelos o retazos de vestido para poder aderezar a la muñeca y que se parezca más al objeto del deseo”, indica  el investigador.

La muñeca puede verse en la sala de El Mayorazgo del Palacio de Cortés, por cierto una de las más olvidadas del museo, un pretexto más para ir a Cuernavaca.

FUENTE: https://www.mexicodesconocido.com.mx

viernes, 3 de noviembre de 2017

Leyenda La Calavera del Panteón


Por: Prof. Alfonso Montañez

Hay gentes en todas partes que siempre han creído en los aparecidos, calaveras y ruidos, y sus conversaciones a cual más de fantásticas y variadas, aunque llenas de sencillez; las oímos con un interés admirable y algunas veces con verdadero miedo.

J. Jesús Infante, cartero y albañil contaba que en una ocasión contrajo un compromiso con don Carlos Espino, de terminar un monumento en recuerdo dedicaba a sus familiares y que debería entregarlo al día acordado.

Pero sucedió que el último del plazo daban las ocho de la noche y no lo termina; siendo así que, al ir por uno de los corredores a traer unas cuñas que faltaban, sintió algo de miedo, escuchando un ruido extraño detrás de él que le seguía haciendo trac, trac, trac; y aseguraba que sintió como si le hubieran echado agua por la espalda y las piernas se le doblaban, que volteó hacia atrás y que fue viendo una calavera que movía tan fuerte las mandíbulas, que al chocar entre sí, se oía el sonido de sus dientes; que oyó muy claro que le dijo: Compadécete de mis penas que me atormentan en el purgatorio; tengo cincuenta años sin descanso; pide a mi abuelo padre de tu abuelo que de los doce mil pesos en plata que están al pie de la alacena que está en la cocina a vara y media de profundidad, te den cien pesos de los cuales darás cincuenta al padre que me diga tres misas; y yo te recompensaré algo más dándote al alivio de tu asunto, si no cumples, no sanas.


Para Jesús su asombro fue tal que las cuñas que llevaba en las manos no supo donde las soltó; al fin pudo correr espantado; pero que aún la calavera que lo alcanza, que lo alcanza y casi le tocaba los tacones y más y más rechinaba los dientes, y dice que como puedo se resolvió a salir dejando sus herramientas y todo, porque el miedo ya no lo dejó terminar su compromiso.

Al día siguiente fue acompañado de un amigo para poder así terminar dicho compromiso cuanto antes, y no volver jamás.

En verdad, Jesús se enfermó a tal grado que los miembros de su cuerpo se le paralizaron y difícilmente se sentaba y siempre tembloroso como si tuviera mucho frío, según él decía.
Su alivio lo consiguió, hasta que hubo cumplido lo que le había indicado aquella espantosa calavera con su tenebrosa voz.


Contando Jesús a sus amigos este caso, ellos le referían que aquello era ya bien conocido de toda la gente y que también Joaquín Sánchez le había pasado el mismo caso pero que éste no había atendido a los ruegos de la calavera y había saltado por las paredes del panteón y que jamás sano de la enfermedad que le causara el susto que sufrió en el panteón.

Y así por el estilo contaban a diario casos de la calavera del panteón, Llegando a ser vulgar la leyenda que todo Aguascalientes creyó las consejas que se referían.

FUENTE: http://www.paratodomexico.com

jueves, 2 de noviembre de 2017

Las 10 diferencias esenciales entre Día de Muertos y Halloween.


Por: @Dee_Caballero

Mucho se dice que en México no debemos celebrar Halloween, que lo nuestro es lo del Día de Muertos, que no debemos adoptar costumbres ”agringadas”, que no es parte de nuestra cultura, etc. La realidad es que hay mucha desinformación acerca de estas dos celebraciones en relación a la muerte que ocurren en fechas, además, extremadamente cercanas.

Por ello, me he dado a la tarea de hacer una pequeña investigación para aclarar algunas dudas y acabar de una vez por todas con la constante batalla entre Día de Muertos y Halloween, sabemos que hay mucha información, miles de versiones y otras tantas historias, pero trataremos de apegarnos a los hechos para demostrar que, en realidad, su vasta diferencia no compite, y se pueden celebrar ambas fechas con gran gusto.


DIA DE MUERTOS

1.- Tiene orígenes prehispánicos que se acentuaron con la llegada de los españoles a México, quienes en un intento de convertir a los nativos al catolicismo trasladaron el festejo a inicio de noviembre para que coincidiera con las festividades católicas del Día de todos los Santos y Todas las Almas.

2.- Se celebra el 1 de Noviembre (“Todos los santos”, dedicado a los niños difuntos) y 2 de Noviembre (dedicado a los “Difuntos mayores”).

3.- A diferencia de Halloween, no se pide, se ofrenda.  Mediante altares se ofrece tributo a los seres fallecidos para celebrar la visita de su alma al mundo de los vivos.

4.- Se colocan veladoras y flores para guiar y atraer a las ánimas en su camino de regreso a este mundo.

5.-Los espíritus regresan de forma familiar a disfrutar de las ofrendas que se les hacen, son parientes cercanos, conocidos o seres queridos.


6.- Se utilizan todo tipo de colores para decorar y adornar casas y ofrendas, incluyendo papel picado, comida y bebida; regularmente lo que al difunto le gustaba disfrutar en vida, incluso se acostumbra colocar en la ofrenda los retratos de los difuntos.

7.- Su flor representativa es el Cempasúchitl. Esta flor pretende, por su color amarillo intenso así como su aroma, atraer y guiar a los muertos hasta su hogar como habíamos mencionado antes.

8.- No se utilizan máscaras, trajes o disfraces para aterrorizar, se llegan a utilizar pero para representar a la muerte (Por ejemplo, el traje de “Catrina”).

9.-  Las calaveras de dulce o chocolate también son típicas de la época, éstas, se utilizan para representar a nuestros difuntos, por lo que se escribe el nombre de la persona fallecida con azúcar de colores justo en la frente de la calaverita.

10.- En esta época se produce el tradicional Pan de Muerto, decorado con formas de “huesos” hechas del mismo pan.


HALLOWEEN

1.- Deriva de la expresión inglesa “All Hallows Eve” (víspera de todos los santos).

2.- Tiene su origen en la celebración celta de Samhain. Los celtas creían que la línea que separa al mundo terrenal del “otro mundo” se hacía más estrecha en esta temporada, permitiendo que los espíritus atravesaran al mundo viviente

3.- Se celebra cada año el 31 de Octubre. Esto desde su llegada a Estados Unidos en 1840.

4.- Se caracteriza por usar máscaras y trajes terroríficos para ahuyentar a los espíritus que regresan en esas fechas, al adoptar una apariencia desagradable las personas evitan ser dañadas.

5.-  Dichos espíritus regresan en forma maligna provocando miedo, a diferencia del “Día de Muertos” que, los que regresan, lo hacen para convivir y disfrutar un momento más con los vivos.


6.-  Los niños (primordialmente) piden dulces haciendo “Trick or Treat”, esto es una representación de los entes malignos que regresan a atemorizarnos, para apaciguarlos, se les ofrecen dulces (en la antigüedad, se ofrecía comida).

7.- Se decoran las casas. Mientras más lúgubres mejor, pues ahuyentan a los espíritus malignos.

8.- Prenden fogatas para que los espíritus se alejen, recordando que, los que regresan deben mantenerse alejados de los vivos.

9.- Los colores más usados para representar la fecha son negro, morado y anaranjado.

10.- Tienen la tradición de decorar calabazas conocidas como Jack o´Lantern, también de origen Irlandés, siendo también la calabaza (por la fecha de su cosecha) alimento común en esta época.


Aunque la cercanía de las fechas en que se celebra cada festividad da pie a comparaciones, los expertos en el  tema están de acuerdo en que ambas giran en torno a la muerte y que sus orígenes se remontan primordialmente a la proximidad del invierno y al término de la época de cosecha.

Queda claro según las raíces de cada una, que son festividades relacionadas pero distintas y que no hay motivo para dejar de celebrar Halloween y Día de Muertos, simplemente son perspectivas diferentes relacionadas al regreso de los espíritus al plano terrenal.

Si bien es cierto que nuestras raíces prehispánicas y católicas nos aproximan más a la celebración de Día de Muertos, celebrar Halloween no es sinónimo de discriminación o malinchismo, mucho menos una negación de nuestras tradiciones o creencias, es simplemente una festividad donde se exacerba el miedo, el terror y el temor a lo maligno y desconocido.

Dicho lo anterior, siéntanse cómodos asistiendo a cuantas fiestas de Halloween quieran y para continuar con la tradición mexicana, no olviden poner una ofrenda en su casa en honor a todos aquellos a quienes quieran rendir tributo.

FUENTE: http://elhorror.com.mx

miércoles, 1 de noviembre de 2017

La leyenda del niño oculto.


Cuenta esta leyenda que en algún lugar de México, en la noche que va del 1 al 2 de Noviembre, un niño vagaba muy tarde por entre las casas del vecindario pidiendo dulces. Un vecino, alarmado por la presencia del niño en un sitio no muy seguro y acercándose la madrugada, le dijo desde su ventana que se fuera a su casa. Pero el niño insistió: Necesito dulces para llevárselos a mi amigo, que está allá, en su casa, y no puede salir.

El hombre miró en dirección a la mano del niño, que señalaba una casa cercana, y le dijo: No digas tonterías, esa casa ha estado abandonada por años. El niño, sin embargo, insistía y afirmaba que debía regresar con dulces para su amigo, ya que éste estaba impedido de traspasar la puerta. Finalmente, queriendo demostrarle al pequeño que sufría de un exceso de imaginación, el hombre salió a la calle y se ofreció a acompañarlo hasta la casa en cuestión.

Al llegar, el hombre notó una atmósfera extraña, como si la casa, que había estado deshabitada por años, albergara ahora alguna presencia. El niño señaló una pesada puerta de hierro con barrotes. No había nadie. El hombre se acercó para mostrarle que estaban solos, cuando de pronto, en la oscuridad, emergió la figura, pálida y casi transparente, de un niño de corta edad con la mano extendida, como en espera de recibir un regalo. El hombre casi muere del susto.


Regresó corriendo a su casa, cerró la puerta y pasó el resto de la noche temblando.

A la mañana siguiente, fue a contar la sucedido a una anciana mujer, que en el pueblo era considerada experta en cuestiones esotéricas. Sin inmutarse, comentó: De modo que Miguelito ha vuelto. Y relató al hombre la historia: hacía muchos años una mujer había dado a luz a un niño fuera del matrimonio.

El muchacho que había traicionado su afecto había huido lejos del pueblo y los esfuerzos por encontrarlo y obligarlo a tomar responsabilidad por lo ocurrido habían sido vanos. El padre de la joven no quería que su hija fuera la burla de la sociedad, de modo que ocultó al recién nacido, al que llamaron Miguel, en una habitación en el fondo de la casa y prohibió a la familia que revelara el secreto. El niño creció allí, cuidado por su madre, pero solitario y taciturno. A los pocos años, la joven y murió; algunos dicen que se trató de un suicidio. Su padre, abuelo de Miguel, enloqueció de dolor y huyó con el resto de la familia, abandonando la posesión de la casa. Sin embargo, por increible y cruel que parezca, dejaron solo a Miguel, que no tendría más que unos cinco o seis años. Desde el fondo de la casa nadie escuchó sus pedidos de auxilio y es posible que haya muerto lentamente de hambre. Su fantasma habita ahora la casa, agregó la anciana mujer, y se aparece a los niños del vecindario que se acercan para pedirles algo de comida, que en vida le fuera negada. Se hace visible durante la festividad del Día de los Muertos, bien porque su muerte coincidió con la fecha, bien porque la abundancia de comida y alegría atraen a su pobre espíritu.

FUENTE: https://www.aboutespanol.com

martes, 31 de octubre de 2017

La noche de Halloween.


Se dice que la noche de Halloween, la puerta que separaba el mundo de los vivos del Más Allá se abría y los espíritus de los difuntos hacían una procesión en los pueblos en los que vivían.

En esa noche los espíritus visitaban las casas de sus familiares, y para que los espíritus no les perturbasen los aldeanos debían poner una vela en la ventana de su casa por cada difunto que hubiese en la familia. Si había una vela en recuerdo de cada difunto los espíritus no molestaban a sus familiares, si no era así los espíritus les perturbaban por la noche y les hacían caer entre terribles pesadillas.


TRUCO O TRATO

Originalmente el Truco o trato (en inglés "Trick-or-treat") era una leyenda popular de origen céltico según la cual no solo los espíritus de los difuntos eran libres de vagar por la Tierra la noche de Halloween, sino toda clase de entes procedentes de todos los reinos espirituales. Entre ellos había uno terriblemente malévolo que deambulaba por pueblos y aldeas, yendo de casa en casa pidiendo precisamente "truco o trato".

La leyenda asegura que lo mejor era hacer trato, sin importar el costo que éste tuviera, pues de no pactar con este espíritu (que recibiría el nombre de Jack O'Lantern, con el que se conocen a las tradicionales calabazas de Halloween) él usaría sus poderes para hacer "truco", que consistiría en maldecir la casa y a sus habitantes, dándoles toda clase de infortunios y maldiciones como enfermar a la familia, matar al ganado con pestes o hasta quemar la propia vivienda.

Como protección surgió la idea de crear en las calabazas formas horrendas, para así evitar encontrarse con dicho espectro (y con el tiempo, debido a la asociación mental entre el espíritu y las calabazas[cita requerida], el nombre de este sería dado a ellas, que es como son conocidas hoy día cuando llega esta fiesta).


Realmente, aunque se ha generalizado la traducción "truco" en castellano por el inglés "trick" y "trato" literalmente por "treat", en el caso del "Trick-or-treating" no se trata de un truco propiamente dicho sino más bien de un susto o una broma por lo que una traducción más exacta sería por ejemplo "dulce o susto".

En la actualidad, los niños se disfrazan para la ocasión y pasean por las calles pidiendo dulces de puerta en puerta. Después de llamar a la puerta los niños pronuncian la frase "truco o trato", "truco o dulce" o "travesura o dulce" (proveniente de la expresión inglesa trick or treat). Si los adultos les dan caramelos, dinero o cualquier otro tipo de recompensa, se interpreta que han aceptado el trato. Si por el contrario se niegan, los chicos les gastarán una pequeña broma, siendo la más común arrojar huevos o espuma de afeitar contra la puerta.

El recorrido infantil en busca de golosinas probablemente enlace con la tradición neerlandesa de la Fiesta de San Martín.

FUENTE: http://tierra-leyendas.blogspot.mx

lunes, 30 de octubre de 2017

La noche antes de Halloween.


Hemos adoptado a últimas fechas como nuestra una celebración que se originó entre los Celtas, los cuales tomaban con mucha seriedad lo que ahora nosotros vivimos como una fiesta, por las inmensas transformaciones que ha sufrido al migrar de una cultura a otra.

Existe la posibilidad de que la mayoría ni siquiera sepamos sus orígenes, significados o peligros. El Halloween es para nosotros una ocasión de diversión, mientras para ellos era época de rituales, de gran trascendencia en su cultura.

Pero más importante aún, la noche antes de Halloween, que nosotros dejamos pasar como un día común, tiene gran trascendencia. Según la sociedad Celtica, cuyos sacerdotes eran llamados Druidas, tomaban el día 30 de octubre como la noche del Diablo, no era una celebración, si no un rito en el cual trataban de protegerse porque era la noche en que los entierros ardían, el Diablo andaba suelto y estaban en gran peligro.

Todas estas gentes corrían de un lado a otro buscando con prisa y necesidad leña, madera, lo que sea que pudiera arder, formando una gran pila, casi gigantesca, para encender una gran fogata antes de que cayera la noche, para así poder ayudar al Sol.


En sus creencias podían proporcionarle al Sol más fuerza y calor con sus hogueras y así podría el enfrentar a las fuerzas del mal.

Querían iluminar los alrededores, lo mas semejante al día, para así engañar a los muertos y demonios, haciéndoles creer que aun no caía la noche… la noche del Diablo, porque entonces se abriría la puerta, que los dejaría pasar a nuestro mundo, transitar por él a nuestra par, se ofrecían también sacrificios de animales, comida, incluso humanos, para mantener a los espíritus en calma, y evitar un mal mayor.

Hoy es la noche en que el Diablo convierte nuestro mundo en su patio de juegos…

FUENTE: https://leyendadeterror.com

viernes, 27 de octubre de 2017

3 leyendas de la noche de Halloween.


Por Gerardo Pagano

Halloween es el momento del año que se halla entre lo más adecuados para contar leyendas y leyendas urbanas de terror, pero en este caso te contamos tres leyendas que tienen como escenario a la Noche de Brujas. Si eres impresionable, prepárate para sentir unos escalofríos; no digas que no te avisamos.


1) El cementerio de las brujas:

El origen de esta leyenda es diverso: se escucha en los Estados Unidos, pero también en México y hasta en España.

Cuenta esta leyenda que en una comunidad cuyo nombre no trasciende, las personas que se dedican a la magia negra y brujería son enterradas en una zona apartada del cementerio. De acuerdo a los estipulado en la leyenda de Halloween, en cuanto al rol de psicopompos que posee Jack el del Farol o Jack O'Lantern, la noche del 31 de Octubre los espíritus de los brujos regresan de la tumba y vagan por la localidad. Esa noche se recomienda no salir de casa. Sin embargo, lo más que pueden hacer esos espectros es darnos un susto mayúsculo, pero ya no poseen los poderes que en vida habían facilitado la adquisición de bienes y fortuna y habían hecho la vida imposible a sus enemigos. Resignados a no ser más que fantasmas que cabizbajos rumian su desventura, su único esfuerzo es provocar fenómenos paranormales en las cercanías, aunque quienes viven en los sitios que poseen un cementerio de brujas están avisados y no se inmutan ante ruidos extraños, velas que se prenden y apagan, puertas que se cierran y abren y toda la variada y colorida gama de los fenómenos poltergeist.


2) La siniestra decoración de Halloween:

El rumor proviene de los Estados Unidos, referido a una ocasión en la que en un pueblo pequeño se organizó, como es costumbre, una competencia de decoraciones con temática de Halloween. El premio era un viaje a Nueva York, lo cual hizo que muchos vecinos se afanaran en alcanzar la decoración más lograda y aventajar a sus competidores.

Tras recorrer todas las casas del pueblo y juzgar la autenticidad y realismo de las decoraciones presentadas por los diversos concursantes, el jurado se inclinó por una casa en la que la familia ocupante había puesto mucho empeño: gatos negros, calabazas de aspecto siniestro,zombis, vampiros, hombres lobo, y hasta un hombre colgado de un árbol hacía que el aspecto lúgubre de la casa no tuviera rival en el pueblo. La familia recibió muy contenta el premio y al día siguiente partieron hacia su destino, con todos los gastos pagos. Cuando los obreros encargados de desmontar los arreglos llegaron a la casa, se encontraron con un hallazgo macabro: lo que parecía ser un muñeco colgado de un árbol, era en realidad el cadáver de un hombre. De inmediato se dio aviso a la policía, quien detuvo en el hotel de Nueva York a la diabólica familia. El cadáver fue identificado como perteneciente a un hombre que mantenía deudas de diverso tipo con el dueño de casa. El lugar fue puesto en venta luego de que los asesinos fueran a la cárcel, pero ya nadie quiso vivir en la siniestra casa del cadáver en el árbol.


3) El suicidio en Halloween:

Quizás se trate de una variante de la leyenda anterior. Se trata de un hombre que, aquejado por problemas de todo tipo, tomó la trágica determinación de suicidarse colgándose de un árbol en el frente de su casa en día de Halloween.

Sus vecinos lo buscaron para comenzar la fiesta, pero como no era hallado por ninguna parte, la Noche de Brujas se celebró igualmente en la calle frente a su casa, donde su cadáver presenció las celebraciones, sin que nadie se percatara de la horrenda escena hasta el día siguiente.

FUENTE: https://www.aboutespanol.com